Clinicas XXI:Centro médico estético
TELÉFONO DE INFORMACIÓN
945 139 256

TRATAMIENTOS FACIALES: Peelings

¿Qué es?

El peeling consiste en la eliminación de distintas capas de la epidermis para favorecer la regeneración de la piel. El número de capas a eliminar dependerá del tipo de peeling que se realice: superficial, medio o profundo. Además, puede ser físico o químico, y según el agente utilizado se obtienen distintos beneficios, como el aumento del colágeno, despigmentación de manchas o el control sobre la grasa y bacterias en las pieles acneicas.

Procedimiento consistente en la aplicación controlada de una sustancia química sobre el cutis provocando su exfoliación. La nueva piel, regenerada, es más suave y menos rugosa. En función del estado de las arrugas, acné o problema a tratar, el especialista aconsejará un peeling superficial, medio o profundo.

El peeling está indicado en casos de envejecimiento fisiológico o actínico y para el tratamiento de manchas y acné. No obstante, puede emplearse como un medio para “mantener una piel sana, tersa, libre de impurezas y luminosa”.

TIPOS DE PEELINGS

Resultado tratamiento peeling superficial en marcas de acné

Peeling superficial: Cierra los poros, atenúa las cicatrices originadas por el acné y las arrugas finas. Además, aporta uniformidad al tono de la piel y un aspecto más juvenil y saludable. Este tipo de peeling ayuda a controlar el acné, las foliculitis y las secreciones sebáceas, y pone a la piel en mejores condiciones para recibir cualquier tipo de tratamiento dermatológico .

Peeling medio: está indicado en el caso de envejecimiento solar o tóxico , ya que actúa sobre las arrugas finas y de profundidad media , y para controlar las manchas actínicas. También se emplea como “paso previo o complemento de muchos tratamientos médicos, como lifting o rellenos.

Peeling profundo: Con resultados espectaculares, el peeling profundo consigue actuar sobre las arrugas superficiales, medias y profundas, eliminar manchas actínicas y solares y queratosis. Asimismo, produce la retracción de la piel, lo que mejora notablemente los problemas de flacidez.

El tratamiento

Los peelings químicos se realizan en la consulta de forma ambulatoria los superficiales y medios, y con ingreso de 3-4 días cuando son profundos. Los peelings más utilizados son los superficiales y medios ya que tienen buenos resultados y pocos efectos secundarios.

Previa limpieza de la piel, se aplica el agente químico seleccionado por el dermatólogo según el tipo de piel del paciente y la patología a tratar. Tras el tratamiento el paciente presentará un enrojecimiento y descamación de la piel (más intensos y duraderos cuanto más profundo sea el peeling). En los peelings superficiales el paciente presenta una reacción similar a una quemadura solar que desaparece en 3-4 días. En el caso del peeling medio la reacción dura entre 7 y 10 días.

El número de tratamientos necesarios dependerá de la respuesta del paciente y del tipo de peeling aplicado. En los peelings medios una única aplicación es suficiente para apreciar cambios significativos.

Qué debes saber

La profundidad del peeling determinará la recuperación de la piel, que puede ir desde unas pocas horas hasta cinco días. En el caso de los peelings profundos, se realiza una única sesión en el rostro, requiere sedación profunda o incluso anestesia y la recuperación se alarga más en el tiempo. “La paciente puede tardar entre cinco y diez días en poder maquillarse y acudir normalmente al trabajo".

Se obtienen distintos beneficios, como el aumento del colágeno, despigmentación de manchas o el control sobre la grasa y bacterias en las pieles acnéicas.

La periodicidad del peeling también dependerá del objetivo del tratamiento así como de la sustancia empleada. En los peelings para aportar luminosidad al rostro se realizan entre cuatro y ocho sesiones semanales o quincenales. Una vez obtenidos los resultados deseados se hace una sesión de mantenimiento cada cuatro o seis semanas. Cuando la intervención en la piel es profunda, las sesiones se espacian más en el tiempo y el tratamiento completo se repite una vez al año. Si el peeling es muy profundo no suele repetirse en años.

¿Qué cuidados se requieren tras el tratamiento con un peeling?
Tras el peeling es muy importante evitar la exposición solar durante 2 o 3 meses. Por este motivo, los peelings no se suelen realizar en los meses de verano. Además, los superficiales el paciente deberá utilizar los días posteriores al peeling, una crema hidratante que le indicará el dermatólogo. En los medios y profundos el paciente requerirá el uso de una crema antibiótica durante 1-2 semanas.

En función del tipo de piel del paciente, el dermatólogo le indicará un tratamiento tópico de mantenimiento mediante cremas compuestas de derivados del ácido retinoico, antioxidantes o anti-radicales libres, alfahidroxiácidos (ácido glicólico), vitamina C, etc, para mantener los resultados obtenidos y prevenir el envejecimiento de la piel.

¿Cuáles son las complicaciones del peeling?
En ciertos tipos de piel, existe el riesgo de desarrollar un trastorno de la pigmentación permanente o temporal. Estas alteraciones pueden ser evitadas con una selección adecuada del peeling y con los cuidados previos y posteriores que le indicará el dermatólogo.

¿Cuáles son las limitaciones del peeling?
El peeling químico no puede eliminar el exceso de piel ni las arrugas profundas.
Las cicatrices profundas tampoco responden al tratamiento con peeling. Sin embargo existen otros procedimientos quirúrgicos como la dermoabrasión, el láser de CO2 y la elevación con punch que pueden mejorar el aspecto de las mismas.

Galerías Itaca · General Alava, 7 - 01006 Vitoria-Gasteiz ÁLAVA · Tel.: 945 13 92 56 - Fax:945 15 00 01 Web realizada por ayser.com, especialistas en diseño gráfico, proyectos web y posicionamiento en buscadores